¿Cómo conseguir inversores para mi proyecto? Consejos de 9 Business Angels

¡Enhorabuena! Después de toda la sangre, sudor y lágrimas derramadas, de desvivirte por tu proyecto, de las incontables horas de trabajo y noches en vela, ha llegado el momento de darle un empujón extra a tu proyecto.

Si estás pensando en cómo conseguir inversores privados para tu negocio, probablemente ya has hecho una ronda de las 3 Efes (family, friends and fools). Resulta clave acudir a tu familia, amigos y personas que apuestan “a lo loco” cuando tu proyecto todavía no está consolidado, y más aún cuando todavía se trata de una idea.

Como dice Elena Gómez del Pozuelo, business angel y fundadora de Bebé de París y Womenalia, “cuando empieces la búsqueda de inversor,  tienes que haber encontrado ya, aunque sea a muy pequeña escala, la prueba de que tu idea funciona.”

¿Pero, qué es exactamente un Business Angel?

A menudo son emprendedores de éxito, o directivos de grandes empresas, que deciden ayudar a otros emprendedores a tener éxito con sus proyectos, invirtiendo a nivel particular su propio capital para ello, y actuando como mentores para para guiar al emprendedor hacia sus objetivos y contribuir en el crecimiento y desarrollo de la empresa. A cambio, el inversor se lleva un porcentaje de tu empresa o una deuda convertible.

Si tú ya tienes tu idea ganadora en marcha, y consideras que una inyección de capital inteligente es lo que tu proyecto necesita para pasar al siguiente nivel, la inversión ángel puede ser una buenísima opción para ti.

Sin embargo, lo cierto es que conseguir financación de un business angel no es ni fácil ni rápido, y suele haber muchas dudas al respecto cuando se trata de este tipo de inversores. Y puesto que yo no soy ni mucho menos una experta en este tema, (aunque sí soy bastante friki y me he tragado todas las temporadas de los programas de inversión Dragons Den y Shark Tank, que por cierto te recomiento), he pensado ¿quién mejor para aconsejar a las emprendedoras que otras business angels? 9 en concreto.

Pero antes de ponernos serias, es importante hablar de la marca personal del emprendedor, porque si piensas que los inversores únicamente se van a fijar en los números y el potencial de tu empresa ¡estás muy equivocada! La persona al frente del proyecto juega un papel crucial es la decisión del inversor.

Marca personal del emprendedor

Se dice que el talento es lo más importante, y es cierto. Aún siendo así, el talento es un concepto intangible que se refiere a la capacidad de una persona para hacer algo en el contexto en el que vive con los recursos que tiene a su alcance. El talento por tanto necesita acción para ser real.


La acción se produce cuando una persona tiene la oportunidad para abordar un reto. Y lo hace porque goza de confianza sobre sus capacidades.


Esta introducción tiene como objetivo exponer el importante hecho de que una emprendedora con una gran idea de negocio necesita de la confianza de inversores, equipo, proveedores y también clientes para transformarla en realidad. Necesita marca personal.


Lo primero que hace un inversor cuando evalúa un proyecto y su viabilidad es conocer y estudiar la trayectoria de la emprendedora.


El inversor sabe que la emprendedora es el agente necesario para que una idea sea una realidad…o tan sólo un sueño. Ideas normales con equipos excelentes ofrecen grandes resultados. Ideas brillantes con equipos mediocres conducen al fracaso. El inversor buceará en la información disponible en Google, preguntará en el sector, buscará referencias.


En ese momento la reputación de la emprendedora ya está construida, no hay improvisaciones posibles que cubran tan amplio espectro. La emprendedora que ha trabajado su marca personal para influenciar la creación de su reputación de forma positiva obtiene en ese momento la gran recompensa. El inversor, el socio, el equipo, se sentirán atraídos por la fortaleza de su reputación y será un gran activo para impulsar el proyecto emprendedor.


Algunos tips para para construir la marca personal como emprendedora:


1. Demostrar que se sabe del negocio que va a poner en marcha o que cuentas con la habilidad para llevarlo a éxito:


Emprender en un sector absolutamente desconocido genera desconfianza en el inversor. Querrá que por lo menos una de los socias sepa moverse en el terreno. Si hay una especialista demostrar por qué (p.e. si es retail porque lleva tiempo investigando y testando el mercado, porque trabajó 8 años en el sector o porque está conectada a todas las personas relevantes del ramo). Si aporta la visión de negocio, que su fama y reputación así lo prueban.


2. Demostrar que se cuenta con visión comercial, capacidad para atraer clientes o crear un equipo que lo haga.


3. Transmitir que se está comprometida con el proyecto y que se cuenta con la flexibilidad necesaria para adaptarse a los imprevistos que puedan surgir.


La perseverancia es el combustible de la emprendedora. Intuir cuándo hacer un requiebro sobre el plan trazado y la cintura para hacerlo salvará al proyecto de las inclemencias del mercado y de la competencia.


4. Saber inspirar al equipo.


Hacer que todos quieran ir en el mismo barco, inspirar el amor por el mar, por hacerse a la mar, y hacerlos construir juntos la embarcación. (como dijo Antoine de Saint-Exupéry).


5. Autoevaluarse como lo haría un inversor y corregir la información hasta que quede perfecta.


Revisar toda la información disponible con ojos críticos (perfil profesional en Linkedin, un acertado timeline en Twitter, un blog sugerente y de calidad…o la recomendación de alguien que le conoce profesionalmente) y asegurarse que transmite el diferencial y marca personal de la emprendedora que afiance la confianza sobre sus capacidades.


Y luego por supuesto, demostrarlo y triunfar.

Headhunter & Talentist. Transformación de Talento, Marca Personal, Selección y Tendencias. TedX Speaker.

Consejos De 9 Business Angels Para Conseguir Inversión Para Tu Negocio

Que el nombre no te confunda, que cuando se trata de elegir su próxima inversión, los business angels tienen poco de ángeles (es entendible, es su propio dinero el que están arriesgando), y si quieres el “sí quiero”, tendrás que currártelo.

A continuación, nueve mujeres business angels te darán valiosísimos consejos para que la búsqueda de inversión para tu proyecto sea un éxito.

Business Angel. Miembro de SWAN y WA4STEAM-Women Angels Network. Directora general de Nello Investimentos. Coach en WA4E y Co-fundadora de Impulse4women.

Las mujeres que consiguen financiación son fuertes, enérgicas, y parecen estar muy seguras de sí mismas

Además de poder compartir y cautivar a las personas con tu visión, debes poder demostrar tu capacidad para llevar a cabo el proyecto, y que eres la única que puede hacer que eso suceda (tú y tu equipo).


Amy Cuddy, en su libro Presence, escribe sobre nuestras posturas físicas (cómo nos mantenemos erguidos, cómo nos comportamos) y el impacto que tiene sobre nuestra "presencia", cómo los demás nos perciben y cómo de bien transmitimos nuestro mensaje.


Simplemente mantén una postura erguida y transmitirás confianza, entusiasmo y armonía. Mientras tratamos nuestro lenguaje corporal y nos comportamos con firmeza, nuestra fisiología reacciona y nuestra mente se lo cree. Por lo que, como dice Amy: "nuestro cuerpo puede cambiar nuestra mente, nuestra mente puede cambiar nuestro comportamiento y nuestro comportamiento cambia nuestros resultados". Y para llegar allí, sugiere: fingir hasta convertirse en la persona que quieres llegar a ser.


Los inversores sentirán y verán tu presencia, así que presta especial atención a tu postura, se positiva y establece contacto visual. Si lo necesitas, puedes practicar frente al espejo diferentes posturas (de mujer heroína o de mujer ganadora) ante una presentación importante, y perfecciona el apretón de manos.


Yendo un paso más allá, mi consejo incluiría que seas consciente de tus habilidades de liderazgo, y las moldees constantemente; habilidades que como mujer (o como hombre) debes poseer para que las personas puedan continuar el viaje contigo.


Ten un objetivo claro y trabaja hacia ese fin, navegando a través de la tempestad, cuestionando siempre el status quo, la pregunta "siempre se ha hecho de esa manera" y las respuestas "no es posible"; aprende y adáptate por el camino.


Por último, pero no menos importante, la comunicación interna es tan importante como la comunicación externa. Al principio estás sola junto, con tus cofundadores e inversionistas, lo que es un poco "más fácil", pero pronto tendrás muchos empleados ... y, a medida que la compañía crezca, tu capacidad para compartir las estrategias y los pequeños cambios que van sucediendo se volverán un reto, los cuales pueden pasarse de vista cuando tú estás hasta arriba, apagando los fuegos cotidianos. Por lo tanto, si esta habilidad de estar pendiente de todo y actuar de manera acorde no te sale de forma natural, añade a tu calendario una reunión semanal contigo misma para decidir cómo actuar para que toda la compañía siga unida. Es resumen:


Será tu visión y tu determinación la que venderá tu proyecto.


Será su presencia, actitud y personalidad, lo que atraerá el talento y dinero.


Será su capacidad para comunicarte, escuchar y aprender, y tu flexibilidad para adaptarte, lo que te permitirá permanecer en el juego a largo plazo.


(Foto hecha por Paul Mac Manus)

Co-fundadora de Bebé de París y Womenalia. Business Angel en 12 startups.

Ten en cuenta que los inversores no invierten en proyectos, invierten “en curvas”, es decir: en datos y en la persona que está al frente del proyecto

Cuando empieces la búsqueda de inversor, tienes que haber encontrado ya, aunque sea a muy pequeña escala, la prueba de que tu idea funciona. Es decir, que hay gente (cuanta más mejor) que ya la ha adoptado y la está utilizando, o lo que es mejor, que hay gente dispuesta a pagar por ella. Y que, echándole gasolina (invirtiendo dinero), es muy posible hacer crecer el negocio y llevarle a la rentabilidad gracias a convertirlo en un negocio escalable.


Cuando estés preparando tu presentación y vayas a ver a inversores, hay que enseñarles, mediante gráficos con curvas, los progresos que hemos hecho. Muéstrales tus KPI's y cómo van creciendo. ¡Eso es lo más importante de la presentación!

Fundadora y CEO de B Global Cat y otros proyectos. Asesora de startups. Business Angel.

La importancia de escoger a tus socios e inversores

Cuando inicias un proyecto empresarial, una de las primeras preguntas que todas las emprendedorss nos hacemos es ¿me lanzo sola? ¿o me busco compañía?


Lo primero que hay que tener claro es que no es lo mismo un socio que un inversor: Un socio es un compañero de viaje, que puede empezar contigo la empresa o entrar durante el camino. Un socio no necesariamente aporta dinero, puede aportar su talento, sus conocimientos, su trabajo.


Un inversor entra en la vida de la empresa para sacarle un rendimiento a medio-largo plazo. Un inversor aporta principalmente capital, aunque cada vez hay inversores que además aportan otros activos a la empresa: formación, acompañamiento, contacto, asesoramiento…


No hay que olvidar esta diferencia, porque a veces se confunden las dos figuras y esto puede crear muchos problemas y no cubrir expectativas. Dejado esto claro, contesto ahora a la pregunta ¿me lanzo sola? ¿o me busco compañía?: ¡no te lances sola! Para empezar una empresa, búscate socios. Como mínimo dos más, tres socios es un número ideal porque nunca hay empate en caso de desacuerdo. Y más de tres es demasiada gente para un inicio y no se avanza. Si sois tres mujeres, perfecto, pero estaría bien tener un socio hombre a ser posible. Es importante tener una visión de género en toda empresa.


Algunos humildes consejos para escoger a tus socios al iniciar una empresa: No siempre tus amigas son las socias que necesitas, no te dejes llevar por las emociones. Lo mismo vale para la familia. Aparca tus sentimientos y sé muy fría. Busca quien te complemente: si tú eres buena en números, busca alguien bueno en marketing y ventas…, etc. No olvides que por definición una empresa vende algo. Así que uno de los socios ha de asumir el rol de vendedor. Pero si tú eres la creadora de la idea, tú eres la mejor vendedora. Sobre todo al inicio no dejes en manos de otros la venta de tus servicios o productos.


Has de confiar plenamente en tus socios. Conocerlos bien, preguntarles sus motivaciones, sus expectativas, qué creen que pueden aportar, el tiempo que podrán dedicar a la empresa, si podrán o no poner dinero (y en caso afirmativo, cuánto y cuándo), su situación personal y familiar… La elección de los socios al inicio de la empresa es una decisión muy importante de la que depende el éxito de la misma, así que tómate tu tiempo y no te precipites. Ahora sí, en el momento en que lo tengas claro, adelante con todas las fuerzas.


¿Y qué pasa con los inversores? En este caso, lo ideal sería que tratases de retrasar al máximo la entrada de inversores en tu empresa. Espera a tenerla en marcha, a tener una estrategia de medio-largo plazo clara. Espera a tener clientes, a tener algo de facturación. Aprende primero lo que os funciona bien y lo que no. Aprende a negociar con tus proveedores (si los tienes), a pagar nóminas si tienes empleados (cosa que no te recomiendo en absoluto, pero eso es para otro artículo). Si ya tienes todo esto y estás segura de que tu empresa tiene futuro, entonces sal a buscar inversores. Pero no antes.


Algunos humildes consejos para escoger inversor: lo más importante: ten muy claro qué necesitas y no te dejes deslumbrar, no es oro todo lo que reluce. Infórmate, habla con otras empresas donde ese inversor esté o haya estado para que te cuenten cómo son. No te quedes con el primero, selecciona, haz los deberes e investiga. Léete bien los contratos y búscate un abogado que te asesore. Pregunta y repregunta, no tengas vergüenza de aclarar todas tus dudas. No todos los tipos de inversores encajan con todas las empresas. Los hay que no invierten en empresas de menos de XX facturación, los hay que solo invierten en un sector. Así que no todos los inversores ahí fuera son potencialmente inversores en tu empresa.


Siempre ten muy claro que los inversores al uso buscan salir de la empresa con beneficios. Te ayudarán a crecer, pero llegará un momento que querrán vender y ganar dinero en la operación. No olvides nunca esto al dar entrada a un inversor en tu empresa. Puede ser que deje de ser tu empresa y pase a ser la suya.


Escoger socio e inversor es complicado. Ten siempre en cuenta tus necesidades y las de tu empresa, que además cambian con el tiempo y según las circunstancias.


¡Si estás empezando ahora, te deseo mucho éxito!

Fundadora y directora del grupo AIA. Presidenta de WA4STEAM-Women Angels Network.

Tenemos que potenciar la participación de las mujeres en startups de STEAM

El premio Nobel de física acaba de concederse a Donna Strickland, Arthur Ashkin y Gérard Mourou por sus “invenciones revolucionarias en el campo de los láseres”. Sorprende que entre los titulares recurrentes en prensa, se destaque que esta es la primera vez en 55 años que se concede a una mujer este galardón, concedido anteriormente a: Marie Curie (1903) y Maria Goeppert-Mayer (1963).


Globalmente, las mujeres con estudios universitarios superan a los hombres, sin embargo esto no sucede en carreras STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas).


Necesitamos más Donnas Stricklands. Las mujeres debemos emprender en proyectos STEM, convirtiendonos en modelos de futuras generaciones y revertir proporciones. Podremos impactar en los avances de la tecnología y la ciencia que definirán el futuro de la sociedad. Conseguiremos en los próximos años, que la noticia no sea el Nobel sino la contribución en investigación por mujeres a la sociedad.


En WA4STEAM, asociación de women angels que presido, tenemos como objetivo apoyar y financiar startups de mujeres en STEAM, incluyendo la A de arquitectura y arte, pues estas disciplinas aportan valor creativo interdisciplinario a la innovación.

Business Angel. Asesora estratégica. Experta de la Comisión Europea en inovación de PYMES y financiación alternativa.

Cómo solicitar financiación

No tengas reparo al pedir financiación: es lo que se espera de ti en un Pitch o Foro de Inversores.


El inversor ángel necesita conocer tus necesidades de financiación, no tengas reparos en comunicárselo. En ocasiones me he encontrado con emprendedoras que, o bien no reconocen necesidad de financiación o bien no quieren especificar cuánto necesitan. Al presentar tu proyecto tienes que especificar cuánto dinero necesitas, de qué manera esperas que se desembolse, cómo vas a utilizarlo y durante cuánto tiempo y qué es lo que esperas/ofreces a cambio al potencial inversor.


Cuánto dinero necesitas


El no señalar necesidades de financiación hace pensar que en realidad no necesitas inversión o que no estás preparada para interactuar con “business angels”. Sería como ir a la caja de un banco y cuando te tocase tu turno no decir cuánto dinero quieres retirar de tu cuenta. No tiene sentido, da la impresión de pérdida de tiempo para un inversor.


Por otro lado, no es tanto pedir por pedir como pedir en función de una previsión de tus necesidades en los próximos meses, basándote en tus expectativas de gastos mensuales, típicamente denominado “monthy burnt rate”. Si presentas tus necesidades en función del “burn rate”, generarás más confianza con el inversor.


Financiación en tramos


En la industria de inversión semilla y ángel se trabaja por tramos de financiación, por lo que no es es aconsejable pedir sumas cuantiosas de golpe tipo EUR 1 M, sino dosificarlas en diferentes hitos o “milestones”.


Por ejemplo, si nuestra necesidad para cubrir los próximos 15 meses es de EUR 1M pero en los primeros meses necesitamos EUR 200K, podemos explicar lo siguiente:


Necesitamos EUR 1M distribuidos en 3 tramos en los próximos 15 meses:


1er tramo- Septiembre 2018 - Hito alcanzado: finalización del prototipo.


2 tramo- Junio 2019 - Hito alcanzado: comercialización del producto en España y Francia.


3er tramo- Diciembre 2019 -Hito: ventas de EUR 1M.


Nuestra solicitud de inversión en este Pitch es de EUR 200,000 para cubrir los gastos de x,x y x hasta Septiembre 2018.


Usos de la financiación


En general nos gusta ver que nuestra inversión no irá a parar a activos fijos, tipo locales o automóviles, o gastos asimilables a sueldos y salarios de los fundadores o a elementos que no están relacionados directamente con la generación de valor. En definitiva, el uso de esos fondos tiene que servir para acelerar el proceso de ventas de la “startup” y hacer crecer la empresa.


La mejor presentación del uso de la financiación es una previsión de aplicación de fondos clara y sencilla, que se integraría dentro de las previsiones del “Estado de cambio en el patrimonio neto”, componente de las Cuentas Anuales de una empresa.


Expectativas para el inversor


A las inversoras/es nos gusta saber qué se espera de nosotros, no sólo en términos de inversión de capital sino en términos de inversión de “capital inteligente”. Somos inversores activos, o lo que se denomina “hands-on”, y queremos generar valor en vuestros negocios aportando experiencia, conocimiento, contactos y respaldándoos en vuestra siguiente fase de financiación. Para ello necesitamos tener voz y voto en vuestros Consejos de Administración, escucha activa por vuestra parte y transparencia¹.


Una muestra de transparencia es explicar claramente lo que esperas de un “business angel”. Por ejemplo) Necesitamos un inversor que tenga una vasta experiencia en el sector de la distribución de instrumentos médicos.


“Ofrecemos un 20% de nuestra empresa y prevemos una TIR² esperada del 30%-50% en 5 años. A día de hoy estamos en contacto con multinacionales del sector de instrumentos médicos en previsión de una futura venta estratégica.”


Teniendo en cuenta todos estos factores, tendréis mucha más probabilidad de atraer el interés de un inversor ángel y demostrar vuestro conocimiento en materia de financiación.


¹Los inversores ángeles están expuestos a un factor denominado “asimetría de la información”, esto es, las startups carecen de historial o de garantías que podrían utilizarse para superar problemas de falta de información acerca de las mismas.


² En general los inversores calculan su potencial rentabilidad en base a dos criterios: T.I.R. o tasa anual efectiva y un múltiplo sobre el coste de la inversión “X”, que deberá acompañarse de un número total de años. Estos dos indicadores están relacionados, esto es, conociéndose uno se puede calcular el otro. Normalmente se utilizar tablas de conversión de T.I.R. en múltiplos. Por ejemplo, una TIR del 20% en 5 años es equivalente a un múltiplo “X” de 3.71

Fundadora y CEO de TG. Consultoría Legal Corporativa. Emprendedora y Business Angel.

La importancia de hacer un buen Pitch

Ok, ya has llegado hasta aquí, has conseguido superar los filtros que el cerebro frío y calculador en formato de tabla Excel de un Bussines angel te ha puesto, y llega la hora de la verdad. Tienes que hacer tu pitch. Para que esto no te quite el sueño, sólo tienes que tener en cuenta estos 5 puntos:


1. Ten muy claro a quién le estás hablando. Lo sé, esto no es ninguna novedad, pero te aseguro que es esencial. Saber a quién le hablas es la primera y más importante herramienta para hacer un pitch con un alto porcentaje de éxito. Si tienes la suerte de tener 5 pitches en agenda, supera la tentación y no caigas en el error de presentarles lo mismo a los 5, creeme, no funcionará.


2. Identifica cuál es el mensaje clave, haz que al expresarlo quite el aliento y colócalo como título. Es lo primero que van a saber de tu proyecto, debe reflejar muy bien qué es y hacer que todo el discurso gire en torno a ese mensaje clave.


3. Genera un vínculo emocional con tu discurso, intenta involucrar a tu interlocutor, él es el protagonista de tu discurso, pero tú eres el elemento esencial. Créeme, se invierte más en personas que en proyectos.


4. Cierra tu pitch con una exposición clara de tu modelo de negocio, ahora que ya les has dejado claro cuál es la carencia y porqué tu proyecto es la mejor solución, explícales cómo van a ganar dinero.


5. Cierra con tu petición, de forma clara, directa, no le des demasiadas vueltas, los inversores ya saben que les vas a pedir algo. Presenta datos reales, los costes que conllevará tu producto y una estimación de cuándo empezarán a ver resultados, esto será el broche final.


Y para alcanzar la excelencia…


Sé breve, no te enrolles, 20 minutos es suficiente; prepara un “elevator pitch” que no exceda de 1 minuto; lleva el discurso preparado, no improvises, ten por seguro que te harán preguntas… que no te pillen por sorpresa; diferénciate del resto, los inversores están aburridos de ver siempre lo mismo, haz una buena puesta en escena; no mientas, esto es básico, pero más importante de lo que crees… ya sabes el refrán… si no sabes algún dato, no inventes, es mejor ser honesto.


Business Angel @Pier Partners. Co-fundadora de Pier Partners. Fintech. Banca de inversión.

¿Qué buscas en un inversor? Reflexiones para un fit emprendedor-inversor

Fred Wilson, un reconocido inversor, hablaba en una reciente publicación sobre la importancia de saber lo que se está buscado, tener una tesis bien definida como inversor. Creo que lo mismo se aplica a emprendedores en proceso de financiación. Un fundraising bien sucedido tiene por detrás mucho trabajo del emprendedor, reflexión de lo que se busca, del perfil del inversor y muchas conversaciones hasta llegar a la asociación que mejor encaja con este perfil. Y tiene por base una estrategia y actitud muy colaborativa con el ecosistema y la comunidad, desarrollando las relaciones con inversores mucho antes de tener presión de financiación.


Como emprendedora es importante definir el perfil ideal de inversor y empezar a activar estas relaciones. Conectar con Business Angels especializados en tu sector de actuación, con una red que integre potenciales clientes, futuros inversores, por ejemplo. Hay que analizar los portfolios de los fondos de Venture Capital y encontrar elementos comunes y sinergias.


Los procesos de fundraising pueden ser largos, difíciles, y muy dependientes de la creación de momentum positivo, por lo que muchas veces es tentador para los emprendedores aceptar financiación de un inversor que no tiene el encaje y el perfil para aportar mucho más que dinero.


Así que la inversión de tiempo para desarrollar estas relaciones con inversores a largo plazo se traduce en más oportunidades, más seguridad y una probabilidad reforzada de tomar la decisión acertada para tu negocio. Además, te va a permitir comprender lo que es prioritario para cada inversor, su estilo de actuación, que métricas valoran. En un sector muy pro coinversión, frecuentemente te conectarán con otros inversores en sus redes, lo que se puede traducir en reflexiones muy positivas para tu negocio, y con cada conversación estarás un paso más cerca de tu inversor ideal – claramente un win-win. Cuando identifiques un inversor con el que sientas el fit, trabaja la relación; un buen ejemplo es incluirle en los updates mensuales de producto y performance.


Tienes que tener en cuenta que invertir en early stage es extremamente arriesgado y para mitigar riesgos e invertir con más convicción, los inversores tenemos que conocer y estudiar mejor el proyecto y su equipo. En fases iniciales de operación de las start-ups, la apuesta de los inversores es en el emprendedor, su equipo y capacidad de ejecución. Es una decisión con una sólida base analítica y del potencial del mercado, pero es una decisión muy basada en el sentimiento, empatía y potencial percibido en el emprendedor y su equipo. En una relación de inversión de éxito, el inversor se convierte en una extensión de tu equipo, un advisor, un business developer.


Hay perfiles muy distintos de inversores, de modelos de negocio y de emprendedores. Elegir el inversor acertado es extremamente importante. Estos son algunos de puntos destacados que considero importantes a la hora de comprender la diferenciación y determinar el fit con el inversor:


1. Empatía personal – ¿ves a esta persona como un mentor/ advisor? ¿compartís una visión común para el proyecto y sector? ¿se adapta a la cultura de tu negocio?


2. Sector y experiencia – ¿Tiene experiencia invirtiendo en el sector de tu proyecto? ¿Hay sinergias?


3. Portfolio – hacer due dilligence (investigación) de algunas empresas de su portfolio; su experiencia en la relación con el inversor; ¿qué ha aportado?


4. Tolerancia al riesgo (por ejemplo, expectativas de growth (crecimiento) vs profitability (rentabilidad).


5. Diferenciación – ¿Cuál es su diferenciación y su grado de implicación en el negocio?


6. Red – ¿Qué capacidad tiene para ayudar a activar relaciones con potenciales clientes y futuros inversores? ¿en qué ciudades/países?


7. Diversidad – Su visión estratégica y experiencia añade perspectivas y solidifica tu proyecto.


Reflexionar sobre estos temas, tener definido el perfil que buscas y hacer las preguntas correctas seguramente te pondrán en una posición de ventaja y te ayudarán a abordar a los inversores con más confianza.



Banca de inversión. Business Angel. Fusiones y Adquisiciones. Puesta en marcha. Seed Capital. Cazadora de tendencias.

No todas las financiaciones son adecuadas para todo tipo de empresas Los business angels buscan un perfil muy particular

Primero hay que tener en cuenta el entorno económico en el que nos encontramos.


En momentos de crisis y deterioro crediticio de la banca, ésta puede poner grandes obstáculos a la concesión de crédito a las empresas si no se adaptan a los limites de tolerancia al riesgo permitidos, aunque la idea de negocio pueda resultar interesante.


En estos casos, el evaluar la idoneidad o no de un tipo de financiación se vería reducida a simplemente elegir entre financiaciones disponibles.


Es especialmente, aunque no siempre, en estos escenarios cuando el Business Angel u otras fuentes, (como podría ser el crowfunding o ayudas y subvenciones de administraciones públicas) pueden jugar un papel decisivo como fuentes alternativas.


En las ayudas y subvenciones acostumbran a haber plazos muy definidos y bastante papeleo.


En el crowfunding se suele encontrar antes financiación, a cambio de someter al proyecto a una exposición pública en internet, con el riesgo a ser copiado antes de ver la luz.


Esta financiación puede conllevar un montón de pequeños inversores detrás con distintos perfiles e intereses, provocando dificultades en gestionar una estrategia sólida en bloque del proyecto.


Los Business Angels pueden parecer de difícil acceso, por lo que será necesario hacerse visible en redes, foros... Eso puede suponer un lapso de tiempo hasta ese acercamiento.


Ante un business angel se suele solicitar la firma de un documento de confidencialidad.


Este se suele implicar en el proyecto aportando know-how y compartiendo su networking, con lo que su aportación va más allá de una mera aportación dineraria, siendo necesario que exista “feeling “con el equipo, no sólo con la idea de negocio, valorándose especialmente la capacidad de liderazgo, motivación y preparación.


Puede invertir en cualquier etapa del negocio aunque lo más habitual es durante las fases de nacimiento y despegue de nuevas empresas.


Acostumbran a estar especializados en distintos sectores (internet, salud humana, biotecnología…) en los que explotar ese expertise.


Por tanto un business angel puede estar más interesado en aquellos sectores donde pueda aportar más y no en cualquiera.


Un plus muy decisivo es que el negocio se enmarque en un mercado grande y con posibilidades de crecimiento, ya que la escalabilidad acostumbra a ser clave ya que buscan rentabilidades altas puesto que el riesgo y la probabilidad de fracaso también son altas.


Amazon o Google son ejemplos muy claros de financiación exitosa via business angel.


Business Angel. Fundadora y CEO de B-Wom.

En conclusión

- Se fiel a ti misma: Se tu misma y se fiel a tus valores.

- Ten pasión por el proyecto que estás realizando: Esto se transmite al inversor, y sabe que si sientes pasión por tu proyecto, pondrás tu alma en él.


- Piensa en grande: Desde el inicio, puedes empezar pequeño, pero la visión ha de ser ambiciosa y global. La ambición es positiva.

Genera confianza: El inversor ha de verte como la persona (junto con tu equipo) capaz de ejecutar el proyecto, le has de generar confianza.


Y sobre el proceso...


- Genera relaciones de confianza con los inversores incluso antes de necesitar el dinero. Cuanto antes mejor, que puedan ver la evolución.


- Ten preparada una estrategia de financiación igual que se tiene una estrategia de negocio. La búsqueda de financiación desfocaliza del negocio, por lo que hay que planificarla bien para que se cree el mayor valor entre rondas y se reduzca al máximo el tiempo que no estás focalizada en el negocio.


-Ten tus objetivos claros: El dinero que busques no ha de ser para sobrevivir sino para crecer.


- Escoge a tus inversores: Los inversores son compañeros de viaje, escógelos igual que ellos te escogen a ti. Pide referencias, estudia el valor que te van a aportar. Vas a pasar muchos años con ellos.



Laura

Fundadora de Yo Emprendedora. Me apasiona todo el mundillo del emprendimiento y mi misión es ayudarte a perseguir tus sueños y sacar el máximo potencial a tus proyectos.

Add A Comment