Entrevista a Elisa Escorihuela, Fundadora de Nutt

“Escoge un trabajo que te guste, y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida.” Esta frase de Confuncio resume a la perfección la inspiradora historia de Elisa, nutricionista y fundadora de Nutt.

Después de estudiar Farmacia y tener a sus dos hijos, Ana y Vicente, Elisa se dio cuenta de que su trabajo no le llenaba, y decidió dejarlo todo para centrarse en la crianza, una etapa que le dio la claridad mental que necesitaba para cambiar el rumbo de su vida hacia lo que realmente le apasiona, la alimentación.

“Yo quería tener un trabajo que me divirtiera, me motivara y me hiciera sentir útil para la sociedad, y como esto es muy complicado de encontrar a la medida de uno mismo, me tocó crearlo.”

¡Y eso mismo hizo! Tras licenciarse en Nutrición y Dietética Humana, Elisa abrió su consulta de nutrición en Valencia, Nutt, donde imparten talleres y desarrolla su labor de nutricionista.

A día de hoy cuenta con un equipo de 3 profesionales, han ayudado a más de 4000 pacientes y están a punto de alcanzar la friolera de 10.000 alumnos que han disfrutado de sus talleres.

Pero llegar hasta este punto no ha sido fácil, y Elisa ha tenido que hacer frente a numerosos retos como la falta de tiempo, el compaginar sus estudios en Madrid con su vida familiar en Valencia, la falta de recursos económicos, las pérdidas… Pero como ella dice, “la tenacidad al final gana”.

¿Qué te motivó e inspiró para crear tu negocio?

Yo creo que lo llevaba ya de serie. Desde pequeña he visto a mi familia luchar con sus negocios, y aunque he trabajado para otras personas, la idea de tener mi propio negocio siempre me rondaba por la cabeza.

Yo quería tener un trabajo que me divirtiera, me motivara y me hiciera sentir útil para la sociedad, y como esto es muy complicado de encontrar a la medida de uno mismo, me tocó crearlo.

Además tengo la suerte de estar rodeada de una familia y amigos maravillosos. No me han frenado en nada, al contrario, han sido catalizadores de todas mis ideas y proyectos. Siempre están para apoyarme y echarme una mano.

Soy mamá de Ana (12 años) y Vicente (10 años) y muchas veces he tenido que recurrir a ellos para que yo pudiera seguir adelante.

¿Qué pasos tuviste que dar al principio para poner tu proyecto en marcha?

Mi camino fue largo, porque después de estudiar farmacia, hacer un Máster de marketing farmacéutico y trabajar como tal, me di cuenta que no me acababa de llenar mi trabajo.

entrevista emprendedora Nutt

Así que decidí dejarlo todo para criar a mis hijos. Durante este tiempo me formé en cocina y estudié un máster de Nutrición en la Universidad de Valencia. Como me gustó tanto el máster, me animé a estudiar la carrera de Nutrición y Dietética Humana.

Aquí se me complicó un poco la vida porque soy de Valencia y decidí estudiarla en Madrid. Imagínate, 3 años yendo y viniendo con dos niños pequeños… ¡aquí fue clave mi familia que tanto me ayudó!

Y claro, mientras estudiaba, iba creando el concepto de clínica que quería. Tenía claro que debería tener un aula de cocina para impartir talleres de cocina saludable.

Para que te hagas una idea, me llevó un año sacar el nombre y logo de Nutt.

En cuanto a la financiación… ¡madre mía, que loca estaba! Utilicé los ahorros familiares. No sé si a estas alturas haría lo mismo, pero en ese momento tenia súper claro que todo iba a ir bien… y eso que estábamos en plena crisis económica.

¿Cuál ha sido la manera más efectiva para dar a conocer tu negocio y atraer nuevos clientes?

Ha sido un poco de todo, porque me gusta medir cada paso que damos y saber de dónde viene cada paciente o cliente (ya que trabajamos con empresas en la implantación de medidas saludables).

El boca a boca y las conferencias siempre son lo que más valoro porque esto significa que haces bien tu trabajo, pero no por ello hay que despreciar el poder de las redes sociales y los medios de comunicación, que a mí me han dado mucha vida y además me apasionan.

¿A qué retos te has enfrentado en tu trayectoria como emprendedora y cómo los has superado?


Durante años no he sido consciente de las horas que he trabajado y del tiempo que debería haber pasado con mi familia y amigos. No he tenido la sensación de sacrificio, pero desde luego que en muchas ocasiones me he visto perdida.

Cosas como recoger a los niños del colegio, hacer la compra, la comida… llegaron hasta tal punto que me eran imposibles de gestionar, y al final tuve que pedir ayuda externa.

A mis padres y suegros los tengo para emergencias, ya que ellos han trabajado muchísimo en sus vidas, y mi marido está en la misma situación que yo.

Te puedes imaginar cómo era la falta de recursos económicos al principio, ¡pérdidas y más pérdidas!, pero la tenacidad al final gana.

¿Qué consejo le darías a otras mujeres emprendedoras?

Que evalúen su sueño y comprueben si es viable. Si es así, que peleen hasta el agotamiento porque lo conseguirán.

Pero que antes evalúen. Lo demás… lo llevan en su ADN seguro 😉

entrevista emprendedora Nutt

¿Tienes algún truco/hábito/rutina que te ayude a mantener un buen equilibrio entre tu vida profesional y personal?

El hecho de estar con mi familia hace que tenga un equilibrio con la vida profesional.

Háblanos de algún hábito que te ayude a ser productiva y dar lo mejor de ti a diario

Visualizo las tareas que tengo que hacer en el día e imagino que salen como quiero.

Cuando me enfrento a un reto, yo…

Vivo… me alimento de retos. Si no hay retos, caigo en el aburrimiento.

Si pudiera volver a los comienzos de mi negocio, me diría a mi misma…

Uff, creo que nada. Pero si me gustaría poder observarme.

Una frase que me que inspira es…


“Aunque esté nublado, el sol siempre está ahí” de Maty Tchey.

El mejor consejo que me han dado es…

“Sé como el bambú”, Carmen Soler Pagán.

Mi recurso (canal de Youtube/ página web/ libro/ podcast/ app) favorito es…

Mi recurso favorito la revista “Cereal”.

Laura

Fundadora de Yo Emprendedora. Me apasiona todo el mundillo del emprendimiento y mi misión es ayudarte a perseguir tus sueños y sacar el máximo potencial a tus proyectos.

Add A Comment