fbpx

Lo bueno, lo no tan bueno y lo feo: Análisis de mi 2021

Chicas, este es uno de los episodios más esperados, por vosotras y por mí, porque hacer este ejercicio por el podcast me obliga a echar la vista atrás a los últimos 12 meses, y analizar en profundidad todo lo bueno, lo no tan bueno y los muchos aprendizajes que el 2021 me ha dejado.

Antes de empezar, quiero contarte que he preparado un PLANNER DEL 2022 gratis para que sueñes a lo grande, visualices tu vida y negocio del próximo año, y bajes a tierra estos objetivos y plan de acción para conseguirlo. Ya verás, te va a encantar. Es el ejercicio exacto que hago yo todos los años en una cafetería cuqui, y se convierte en el mapa que después va guiando mis decisiones y acciones durante el año. 

Antes de escuchar el episodio, entra en https://yoemprendedora.es/planner2022 y descárgatelo para así poder hacer la planificación del 2022 en los próximos días.

Me encanta hacer estos episodios por 3 razones, en primer lugar porque los trato como mi diario de emprendedora y siento que estoy dejando un testimonio real a través del podcast de mi realidad emprendiendo. Un diario que, pasado un tiempo, puedo volver a escuchar para recordar todo lo vivido y darme cuenta de los muchos progresos que he ido haciendo.

De hecho, confieso que el episodio del año pasado, que fue el primero que hice como éste, lo habré escuchado este 2021 unas 3 veces ¡porque me encanta! Y me hace sentirme aún más orgullosa de Yo Emprendedora y de lo que estamos consiguiendo con nuestra misión.

En segundo lugar, porque me gusta pensar que quizá, en un futuro, mis hijos escucharán estos episodios y así puedan entender mejor mi historia y vean que llegar hasta ese punto no ha sido fácil, ni rápido, para que así entiendan el valor de las cosas, y quién sabe… si ellos también tienen la vena emprendedora (que viniendo de 2 emprendedores, no me extrañaría), quizá también se sientan inspirados y aprendan con estos episodios de review del año tanto como tú.

Y tercero, pero no menos importante, hago estos episodios por ti y para ti. Para inspirarte, para motivarte, para que veas que es posible. Y no digo que yo sea el ejemplo del éxito, pero sí soy el ejemplo de una chica normal, que nunca ha destacado por nada en particular, que le ha costado mucho encontrar su camino en la vida, pero que con trabajo, perseverancia y pasión ha creado un negocio increíble que ayuda a tantas mujeres como tú a creer en sí mismas y apostar por sus sueños.

Puede parecer un cliché, pero siempre he sentido que si yo he podido, no hay absolutamente ninguna razón para que tú no puedas. ¡Vamos, es que estoy convencida de ello!

Voy a empezar el análisis del 2021 hablando de lo bueno, de lo más destacable del año, de lo que sí que nos ha funcionado, tanto a nivel personal como profesional.

LIBERTAD

No sé si lo sabías, pero este año he pasado bastante tiempo fuera de mi casa. Los primeros 4 meses estuve en casa de mi madre, después en verano otro mesecito, y termino el año en Inglaterra, en casa de los padres de Chris.

Quiero empezar por aquí porque, cuando pienso en el 2021, pienso en LIBERTAD. Este año me he dado cuenta más que nunca que he creado un negocio que me permite estar donde quiero y cuando quiero, con la única excepción de que el internet sea bueno claro.

Chris y yo decidimos mudarnos a Valencia hace 5 años porque para vivir nos encanta, pero al mismo tiempo los dos somos muy familiares y tenemos muy claro que queremos estar muy presentes en la vida de nuestras familias. Y eso implica tener que viajar a menudo, y cuando las cosas se ponen más feas, pasar temporadas fuera de casa, aunque no siempre sea lo ideal.

Si te soy sincera, mi sueño (y también el de Chris) es que, tanto mi madre como los padres de Chris, vengan a vivir a Valencia en el futuro, o al menos que pasen largas temporadas aquí. Y para facilitarles la opción, tenemos muchas ideas, que por ahora son sueños… ya veremos lo que nos va deparando el futuro.

Volviendo a lo que te decía antes, este año he valorado más que nunca la LIBERTAD de tener un negocio online y de no tener que vender mi tiempo por dinero, como hacía antes cuando daba clases de español.

Yo este año más que nunca me he dado cuenta que tener esta libertad es fundamental, tanto para mi negocio como para mi estilo de vida. Y éste es un valor innegociable que encabeza cada una de las decisiones que he ido tomando y que tomaré de cara en adelante.

Por ponerte un ejemplo, este año se me han pasado por la cabeza diferentes ideas de negocios y nuevas líneas dentro de Yo Emprendedora, pero al final no he dado el pistoletazo de salida porque tengo muy claro que no quiero perder esta calidad de vida que tanto me ha costado conseguir.

Antes solía pensar que mi razón de ser era emprender. Pero con el tiempo me estoy dando cuenta que hay muchas más cosas que quiero hacer a parte de crear negocios, y que prefiero mil veces más hacer una o dos cosas, y hacerlas muy bien, que ser una emprendedora en serie y tener 10 proyectos entre manos.

Y no te creas que esto no me causa conflictos internos. Uffff… la realidad es que a veces parezco bipolar, porque puedo llegar un día decidida a emprender una nueva idea y al día siguiente decir, hmmmm no, por ahora no.

Chris y Estefanía son testigos de esta bipolaridad, sobre todo Chris porque con Estefanía cada vez me corta más para no confundirla demasiado…

LÍMITES

Siguiendo con este tema de la libertad, uno de mis objetivos de los últimos años ha sido ponerme un horario de trabajo ¡y cumplirlo! 

Hasta hace relativamente poco, trabajaba de lunes a domingo, de 7 de la mañana a 10 de la noche, con la tarde del sábado de descanso.

E incluso peor, porque he llegado a empezar a trabajar a las 5 de la mañana para sacarle 3 horas extra al día…

Así estuve varios años, trabajando sin parar, y fantaseando con el momento en el que pudiera tener un horario laboral normal.

En cuanto Yo Emprendedora empezó a dar sus frutos en 2020, el primer cambio que hice fue cogerme dos días de descanso a la semana, ¡wowww, eso fue una pasada!

Ahí es cuando realmente empecé a saborear el éxito. Porque sí, para mí en ese momento tener 2 días libres a la semana era sinónimo de ÉXITO.

Y este año decidí dar un paso más allá y quitarme carga de trabajo para centrarme en aquello que me gusta y que tiene un impacto más directo en el negocio, y así trabajar de una forma más inteligente.

PRODUCTIVIDAD 

Y no solo eso, sino que este año también he puesto el foco en crear de una forma más sistemática y productiva, para no caer en la rueda de la rata del contenido.

Como emprendedoras que somos tenemos muchos frentes abiertos. Contenido, creación de nuestros productos/servicios, servicio al cliente, marketing, gestión de base de datos, cuentas etc.

Y, si nos descuidamos, podemos pasarnos el 90% de nuestro tiempo creando nuevo contenido. 

En Yo Emprendedora este año hemos tenido como contenido el podcast, Instagram, newsletter, Coffee Dates y otros emails exclusivos del Club.

Y el 90% de este contenido lo hago yo. Por eso, siempre estoy buscando formas de hacer menos, con mayor impacto, y de una forma más eficiente.

En este sentido, este año me han funcionado muy bien estos 2 sistemas de creación de contenido:

  • Trabajo por bloques. Es concreto, cada 6 semanas tengo un día donde preparo el contenido de las próximas 5 semanas de Instagram y otro día donde escribo 4-5 Coffee Dates.

Y lo mismo hago con el podcast. Cada mes y medio aprox. Tengo un día de grabación, donde hago del tirón 5-6 entrevistas en un día.

  • Creación en torno a rituales. Antes odiaba crear contenido porque sentía que era lo único que hacía, y siempre estaba creando de un día para otro, con las prisas y sin mucha creatividad o preparación de por medio.

Pero desde que implementé los rituales a mi forma de trabajar ¡MENUDO CAMBIO!

Te voy a abrir una ventanita a cómo es el ritual de los Coffee Dates, para que te hagas una idea. 

Los Coffee Dates son los e-mails que mando todos los viernes, donde comparto experiencias, aprendizajes y reflexiones contigo, de una forma muy personal y transparente. 

Para mí es un momento muy especial que compartimos cada semana, un café entre amigas, y por eso escribo los Coffee Dates literalmente como me imagino que sería si quedásemos en la vida real.

Es decir, me voy a una cafetería, me pido un súper desayuno, y disfruto de música muy relajante de fondo mientras escribo estas historias que me van viniendo a la cabeza.

Eso hace que esté súper inspirada en estos días de creación de contenido, que las palabras fluyan fácilmente, y así en un día tengo los Coffee Dates de las próximas semanas.

Como te decía, uno de mis focos del 2021 ha sido crear de una forma más inteligente. Sin embargo, también te reconozco que ha sido uno de mis mayores retos.

La realidad es que ha habido épocas en las que tenía el contenido preparado con mucha antelación, que es lo que a mí me gusta, y otras en las que no.

Y he tenido que vivir con eso, con la sensación de ir a contrarreloj. De hecho, termino el año un poco así. Pero no pasa nada, porque lo importante es darse cuenta de qué se puede mejorar, y buscar una forma de hacerlo.

Y créeme que en cuanto me ponga al día con el podcast y la newsletter, me voy a sentar unos días para hacer mi planning del 2021 y ver cómo podemos mejorar estos sistemas de creación de contenido.

EQUIPO

Otra de las cosas que ha evolucionado este año en el negocio es el equipo. Aunque todavía no me atreva a dar pasos más grandes cuando se trata de delegar, sí que he hecho 2 nuevas contrataciones este año: otra asistente virtual y un editor de podcast profesional.

Es decir, que a día de hoy en Yo Emprendedora contamos con Estefanía, que se encarga principalmente de gestionar el Club y las colaboraciones. Rocío, que está encargada del análisis y edición  de las formaciones del Club. Gledys, que gestiona la bandeja de entrada, sube los episodios, hace los audiogramas del podcast para Instagram y algunas cosas más. Luego tenemos un editor de podcast, y unos programadores que están haciendo mejoras constantemente en la plataforma del Club.

De cara al 2022 y en adelante, sí que me gustaría hacer ciertos cambios y contrataciones, porque soy muy consciente de que todavía tenemos muuuuuuuucho margen de mejora. Pero cada cosa llega a su tiempo. Yo este año he estado muy centrada en apostar a lo grande por el Club, y como consecuencia no he invertido mucho tiempo y energía en el equipo y nuestros sistemas de trabajo.

Por ahora nos gestionamos bien, cada una sabe lo que tiene que hacer, tiene mucha autonomía dentro de su área y se organiza como quiere. 

Pero de cara al futuro, sí que quiero dedicarle el tiempo que se merece a este aspecto del negocio, para cuidar mejor del equipo, ampliarlo con perfiles que nos sumen y personalidades que nos complementen, y así crecer juntas.

EXPERIMENTAR

Una de las cosas por las que sí que hemos apostado este 2021 ha sido EXPERIMENTAR, que por cierto era mi palabra clave del 2021.

Hemos experimentado mucho con precios, diferentes formas de hacer lanzamientos, diferentes opciones de marketing, colaboraciones… y también hemos ido probando distintas opciones dentro del Club.

Una reflexión que estoy teniendo estos días con esto de experimentar, es que cuando tienes una comunidad, y les conoces bien, lo más seguro es que todo o casi todo te de buenos resultados. Vale, algunos mejores que otros. Pero todo te va a funcionar.

Porque lo difícil, lo costoso, lo que lleva más tiempo es esta fase de generación de confianza, de aportar valor, de crear comunidad y de conocer bien a estas personas para crear por y para ellos.

Pero una vez tienes todo esto, lo que yo he experimentado este año es que los resultados siguen llegando.

Nosotras este año nos hemos vuelto un poco locas con los precios. Y cuando digo nosotras soy yo, la cabecilla de estas súper ideas.

Empezamos el año subiendo los precios y cobrando 160€ por el Club semestral. Después en febrero nos dio por poner la opción trimestral del Club. Este cambio hizo que muchas chicas empezaran a pedir el Club en modalidad mensual.

Pero me resistí, hasta que en verano, después de darle tropecientas mil vueltas, decidí hacer algo inesperado que a más de una le sorprendió. BAJAMOS LOS PRECIOS, y sacamos la opción mensual por 24 euros/mes.

Y no solo eso, si no que también cambiamos el modelo de lanzamientos, de 3-4 veces al año, a abrir el día 1 de cada mes, durante 24 horas.

En este punto, Estefanía creo que ya no sabía donde meterse. Ya me daba incluso vergüenza comunicarle estos cambios, porque no quería que se malinterpretase.

Es decir, yo estaba en mi año de experimentar, y tenía ganas de probar opciones distintas, pero lo que no quería es que estas pruebas se interpretasen como que teníamos problemas, porque seamos sinceras… muchas veces, cuando vemos una empresa bajando precios o haciendo cambios bastante radicales, piensas…¡ui! Esto no pinta bien.

Pero bueno, he hecho pruebas hasta el final, la última con la oferta de Black Friday, y creo que el próximo año ya va a ser más tranquilito.

Como conclusión de esto, quiero que te quedes con la importancia de crear comunidad como base de tu negocio. Nosotras no hemos visto grandes cambios con las subidas y bajadas de precio, aunque hayan sido bastante grandes.

Por eso, antes de ponerte con las pruebas, te recomiendo que te centres en crear tu súper comunidad. Y el resto verás que llega.

AFILIADOS

Otra de las estrategias que hemos probado este año y que nos ha traído buenos resultados y muchos aprendizajes han sido las campañas de afiliados. Ya grabé un episodio hace poco contándote cómo habíamos estructurado estas colaboraciones y nuestro paso a paso (te lo dejo en las notas del podcast), pero no puedo no mencionarlo en este episodio review del año porque ha sido una estrategia ganadora que sin duda me gustaría indagar más el año que viene.

Tengo ganas de probar otro tipo de afiliaciones en 2022, como herramientas que uso en el negocio y que sé que te pueden ayudar mucho, y cosas por el estilo.

Lo bueno de las afiliaciones es que puedes colaborar con emprendedores y marcas que te enamoran y complementan, y puedes recomendárselos a tu comunidad, como haría de forma orgánica, pero llevándote una comisión por cada venta.

Lo guai además es que a veces estas marcas le dan un descuento a tu comunidad, y encima tú te llevas un porcentaje de la venta.

A mí me parece una forma muy interesante de generar ingresos extra, y seguir aportando valor a tu audiencia.

Al final del episodio te cuento la principal inversión que Chris y yo hemos hecho este año, y nuestra mayor apuesta del 2022.

Pero ahora, voy a contarte lo que no me ha funcionado tan bien este año, porque no todo podía ser color de rosa.

DESMOTIVACIÓN

Al principio del episodio te hablaba de la libertad que tengo y los horarios que me he puesto en 2021 para tener vida más allá del trabajo. Bien, pues tengo que reconocer que el dejar de estar obsesionada con lo que hago ha tenido como consecuencia que hubiera épocas en las que estaba más desconectada y desmotivada. 

Hace poco hablaba de esto en el episodio “nuestras 5 claves del éxito, retos y aprendizajes desarrollando el CLUB”. Os comentaba que este año he tenido épocas en las que estaba muy poco presente, delegaba casi todo, y yo estaba únicamente en el trabajo de comunicación, marketing y estrategia.

Y aunque todo marchaba bien, me sentía cada vez más y más desconectada de nuestra misión, de las miembros, de nuestro para qué… y no fue hasta que empecé a tener una mayor presencia dentro de la comunidad, haciendo sesiones todos los meses con las chicas, y creando estos espacios de charla más directa con ellas, cuando volví a notar las mariposas en el estómago.

Hay una línea muy fina entre estar obsesionada con tu negocio y buscar un equilibrio sano entre vida personal y negocio. Y como todo en la vida, es una búsqueda de equilibrio constante, que no creo que tenga una respuesta sencilla. Para mí se basa en ir adaptándolo a cada momento de tu vida, y aceptar que no siempre vas a sentirte súper motivada con lo que haces. Pero perder esa ilusión no es una señal de que sea hora de tirar para otro lado. Más bien, es una señal de que algo no está funcionando y tienes que hacer pequeños o grandes ajustes para seguir remando en la misma dirección que tu negocio.

NÚMEROS

Otra de las cosas que me gustaría haber mejorado este año ha sido mi comprensión y gestión del dinero. Y dentro de esto también me refiero a las creencias limitantes que tengo cuando se trata de este tema.

Me sé la teoría, ¡vamos que si me la sé! Me he visto los cursos del Club que hablan de finanzas, he hablado con expertos por el podcast sobre estos temas, y he leído algún que otro libro sobre dinero y mindset.

Pero, en mi lista de prioridades, siempre hay otras cosas más importantes, entre comillas claro, que hacen que nunca sea un buen momento.

Y sé que son excusas que me voy poniendo para no abordar el tema… 

A ver, tampoco es que sea un desastre, sé cuándo ingresamos, nuestros gastos y beneficios. Y llevo la gestión de las cuentas mensualmente.

Vamos, lo básico lo llevo bien. Pero me falta inteligencia financiera, y entender mejor los números más importantes del negocio, como por ejemplo el coste de adquisición de clientes.

Esta es una de las prioridades del 2022. Tener más inteligencia financiera y trabajar esas creencias.

Cuando eres empresaria, tienes que estar conectada con la abundancia, no con la escasez. Y eso muchas veces requiere de un trabajo personal importante.

En mi caso, crecí viendo como mi madre pasaba verdaderos estragos para que pudiéramos llegar a fin de mes. Y aunque el tema del dinero se volvió una pesadilla en muchos momentos, desde pequeña he admirado profundamente la fortaleza de mi madre para sacar adelante a sus 3 hijos, y conseguir que nunca nos faltara nada.

Y sí, aunque tengo muchas creencias limitantes, no creo que todo sea malo. Una cosa buena que me ha dado es el ser tan resolutiva, característica fundamental en los negocios. Y también el aprovechar al máximo las cosas y no despilfarrar ni gastar a lo tonto.

Soy bastante conservadora con el dinero, me gusta ahorrar, me gusta invertir, y lo que me falta es comprender mejor el dinero, organizar mejor mis finanzas y tener un mayor control de los números importantes del negocio.

Y eso es un objetivo del 2022, ¡de este año no pasa!

Voy a contar algo que hasta ahora solo había compartido con Chris. Mi objetivo en temas económicos nunca ha sido ser millonaria, no tengo una cifra en mente ni nada por el estilo. Mi objetivo, mi visión cuando hablamos de dinero es hacer lo que quiero en cada momento, sin que el dinero sea una limitación.

Es decir, comprarme la casa en la que construir mi hogar, llevar a mis hijos al colegio donde sé que van a tener una buena infancia y educación, viajar a lugares increíbles, crear recuerdos especiales con mi familia… y que en estas decisiones, el dinero no sea un factor decisivo.

Estas cosas no las comparto porque, como ves, son muy personales, y como comprenderás la mayoría de la gente me miraría con cara de incredulidad. Pero este podcast es un espacio seguro para mí, porque sé que tú me entiendes porque también tienes aspiraciones similares. Por eso me siento cómoda compartiendo ciertas cosas que jamás he compartido con mi familia o amigos.

INVERSIÓN

Y hablando de afiliaciones, una de nuestras apuestas más grandes del 2022 va a ser con inversiones de webs de afiliados.

Ya comenté en uno de nuestros Coffee Dates que Chris y yo hemos comprado este año nuestra primera página de afiliados juntos, y que tenemos un plan para invertir, al menos, en 2 más en 2022.

Estas páginas son webs de contenido en inglés que se monetizan a través de links de afiliados y ADS.

Y el objetivo con estas inversiones es comprar estas webs, alimentarlas con contenido optimizado, aumentar sus ingresos y venderlas al año y medio o dos años.

La compra-venta de webs de afiliados se ha convertido es un tipo de inversión muy atractiva, y para que te hagas una idea, hace 5 años estas webs se vendían por 20 veces del valor medio de los últimos 6 meses. Es decir, que si tenías una web que estaba ingresando 500 euros de mes, de media en los últimos 6 meses, lo podías vender por 30.000 euros. Y en los últimos 5 años, estas valoraciones han subido significativamente, y ahora se vencen por la media de los ingresos de los últimos 6 meses, multiplicado por 30-35 veces. E incluso, dependiendo del negocio, puede subir hasta 45.

Esto es, a grandes rasgos, a lo que se dedica Chris, un modelo de negocio muy interesante pero que también, como toda inversión, tiene sus riesgos. 

Así que me comprometo a iros contando nuestros progresos en los Coffee Dates, y si llegamos a vender alguna página por muchos ceros, ¡os lo cuento todo todito!

ABUSONES

Y una última cosa que quiero mencionar ha sido uno de los momentos más desagradables del 2021.

No quiero dar muchos detalles porque no se trata de señalar a nadie ni nada por el estilo, pero este año descubrí un lado de los negocios que no me gustó nada.

Se trata de la gente, marcas o influencers que son (o aparentan ser) influyentes en su sector, y no aceptan ninguna opinión o crítica de lo que hacen.

Y la forma que tienen de imponerse y hacerte sentir pequeñita es, literalmente, con amenazas legales.

Ponte por ejemplo que hacer una colaboración con una marca de cremas, y que al usar ese producto te salen manchas rojas en la piel. ¿Qué haces, contar cómo ha sido tu experiencia real, o fingir que todo ha ido genial y contar los increíbles beneficios de utilizar esta marca?

Obviamente compartirías la realidad, y por lo general no habría ningún problema. Pero seguro que hay alguna marca que no quiere que la gente comparta sus experiencias y opiniones reales, cuando les perjudica, y les intentan hacer callar amenazándoles con una posible demanda.

Y claro, tú en ese momento te sientes tan pequeñita e indefensa que lo más probable es que cedas a tal extorsión.

Bueno, pues de mis experiencias más recientes he aprendido 4 cosas: Primero, a tenerlo todo formalizado previamente, con contratos donde dejes claro cómo trabajas y qué es y qué no es aceptable. Segundo, a guiarte por tu intuición, y si sientes que una persona o marca no está alineada contigo, tus valores, o simplemente no te da buen feeling, hazte caso. Tercero, que tienes más poder que el que crees, así que no te dejes pisotear. Y cuarto, y esto es algo bien sabido: ¡Qué importante es tener cerca a un buen abogado! En mi caso, una de mis mejores amigas es abogada y siempre que tengo un problema o duda legal, sé que puedo acudir a ella.

Pero bueno, lo más seguro es que nunca tengas problemas de este estilo, y menos si sigues mi segundo consejo: seguir tu instinto con las personas.

RESULTADOS

Y ahora vamos con los resultados del 2021, sacados a día 17 de diciembre… 

  • 2.090 nuevos suscriptores
  • 360 nuevas suscripciones este año
  • 150k nuevas descargas
  • 6000€ de afiliaciones
  • Y en Instagram, tenemos 27,800 seguidores. Y empezamos el año con 16K.

Todo esto de una forma muy orgánica, porque aunque a principios de año hicimos campañas de Facebook Ads, la cantidad que hemos invertido es simbólica y no eran campañas de venta, si no para aumentar la base de datos. 

Hasta aquí mi análisis del 2021 en profundidad. Espero que te haya gustado, que te inspire y también te animo a hacer este análisis de tu 2022.

De hecho, tengo un planner preparado para ti para que puedas hacer la planificación de tu vida y negocio en profundidad. Lo encontrarás en https://yoemprendedora.es/planner2022

Muchísimas gracias por acompañarme este año por el podcast, ha sido un enorme placer compartir este ratito semanal contigo, y estoy deseando seguir ayudándote y acompañándote en tu emprendimiento a través del podcast, del Club y de nuestros Coffee Dates.

Notas del Episodio:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.