fbpx

Nuestras 5 claves del éxito, retos y aprendizajes desarrollando el CLUB

Estoy súper feliz de hacer este episodio. No os podéis imaginar el orgullo y felicidad que siento al analizar la trayectoria de nuestro Club Yo Emprendedora. Ya han pasado más de 1 año y medio desde que nos lanzamos a esta bonita aventura, sin tener la menor idea de si iba a funcionar ni de cómo iba a ser realmente este Club.

En este episodio os voy a abrir mi diario de emprendedora para contaros cómo fueros los inicios, y las 5 claves que han hecho de este proyecto un éxito.

Claves que tú también puedes aplicar en tu negocio, ya tengas un modelo basado en servicios, un ecommerce, una membresía… no importa, verás que esto que te voy a contar se puede aplicar a todo y todos.

INICIOS:

Para empezar, me gustaría abrirte una ventanita a cómo era mi vida hace 1 año y medio.

En ese momento llevaba 1 año y medio aproximadamente con Yo Emprendedora. Tenía el podcast, porque por si no lo sabías todo esto que ves hoy nació con este mismo podcast, y por eso le tengo tantísimo cariño, y habías estado unos meses haciendo encuentros y eventos para emprendedoras, de entre 25 y 50 personas, en Valencia, Barcelona y Madrid. 

Justo unos meses antes de lanzarme con el Club había empezado a monetizar Y.E con los eventos, y seguía dando clases de español porque sabía que el mundo eventos no era para mí.

Me resultaba muy gratificante, pero agotador. Como buena introvertida que soy, me muevo como pez en el agua en grupos más pequeños, pero en situaciones donde hay mucha gente, mis niveles de energía van de pico en pico. 

De todos modos, los eventos me han traído muchas buenas cosas. Desde gente increíble a la que he conocido, sinergias y oportunidades de negocio, me dio también la posibilidad de que el nombre de Yo Emprendedora se fuera conociendo más y más en España, y además pude desvirtualizar a muchas de vosotras y pasar veladas memorables.

Por eso hago un paréntesis para deciros que no estoy cerrada a la idea de volver a hacer eventos, charlas, talleres presenciales, eso sí, serán muy puntuales y creo que los haremos para la comunidad del Club, ya que somos tantas emprendedoras y es una bonita oportunidad de conocernos en persona.

A veces me preguntáis, ¿cómo se te ocurrió la idea del Club? La verdad es la idea me rondaba desde el día uno que empecé el proyecto, porque era algo por lo que habría matado durante todos esos años que estaba emprendiendo sola, en mi cueva.

Soñaba con conocer otras emprendedoras, hacer buenas y bonitas amistades con personas afines, y tener un espacio donde ir aprendiendo lo que iba necesitando en cada paso del negocio.

Pero no lo había. No existía.

De hecho, el Club de Yo Emprendedora fue la primera comunidad, por lo menos en España, de este estilo. 

Y por eso no las tenía todas conmigo. Abrir mercado es lo más difícil que puedes hacer, aunque es cierto que ser la primera te puede posicionar como la referente en ese sector. Entonces tiene sus pros y sus cons.

Además, un año y pico antes había cerrado otro proyecto que no había funcionado y que también tenía un modelo de membresía, y en cierto modo pensaba que en España y el mercado hispano no estábamos preparados para este tipo de modelos.

Aún así, dando un triple salto mortal me lancé, ¡y menos mal que lo hice!

Tengo un par de episodios donde hablo en profundidad de los inicios del Club, y que voy a dejar en las notas del podcast por si quieres escucharlos después.

Aquí tampoco quiero repetirme mucho, pero sí creo que es importante que sepas que cuando empecé el Club, no tenía la menor idea de cómo hacerlo. Tanto a nivel técnico como de contenidos y estrategia. Nada.

Es decir, tenía muchas ideas, pero no sabía qué iba a funcionar, y cómo iba a hacerlo factible.

Lo que sí sabía era que estaba dispuesta a darle mi todo, porque confiaba plenamente en el proyecto, y aunque en ese momento no viese cómo encajaban las piezas del puzle, no tenía prisa por averiguarlo.

Quizá esto que te estoy contando resuena contigo. Espero que así sea. Porque si queremos que nuestras ideas, nuestros sueños, tengan una oportunidad, no podemos quedarnos en la parálisis por el análisis, esperando a tener todas las respuestas claras antes de ponernos manos a la obra.

Las respuestas llegan con la inercia. 

Y en nuestro caso, el Club fue mejorando poco a poco, y creciendo a un ritmo muy acelerado.

Pensar que en menos de 2 años hemos conseguido crear un espacio de referencia para emprendedoras, con más de 30 cursos y masterclasses disponibles de negocio, e increíbles dinámicas para conocernos, ayudarnos y hacer piña como nuestros mastermind, programa de madrinas, mentorías, sesión de objetivos etc. ¡bueno, es que me emociono solo de pensarlo!

Me parece un sueño que a día de hoy haya cerca de 400 emprendedoras dentro de nuestro Club, de diferentes países, perfiles y sectores. 400 mujeres que han confiado en Yo Emprendedora, que han confiado en mí, para darles la mano y abrirles a un mundo de posibilidades…

Muy fuerte. Si están en el Club, gracias por tu confianza, de corazón.

Antes de pasar a contarte estas claves del éxito, te voy a contar algunas cosas muy personales que jamás había compartido por aquí. Mis mayores retos desarrollando este sueño.

El primero que se me viene a la mente fue creer en mí y darme cuenta que yo soy una parte fundamental del éxito de Yo Emprendedora y, por ende, del Club. Es irónico, porque ahora puede parecer obvio. Pero no te imaginas la gran resistencia que tenía a ser la cara del negocio. 

Y no solo la cara, si no el corazón también.

Me negaba a aceptar que las miembros se uniesen por mí, porque me escuchaban en el podcast y conectaban conmigo, o porque me seguían de cerca en Instagram. 

De hecho, durante bastante tiempo quise que Yo Emprendedora fuese una marca corporativa, y por eso no tenía tanta presencia dentro del Club.

No hacía sesiones como las hago hoy. Más bien estaba Estefanía abriendo Meetups y coordinándolo todo.

Y yo me daba cuenta que faltaba algo, que el Club no terminaba de tener la esencia, espíritu y personalidad de Yo Emprendedora. 

¿Y sabes por qué no quería ser la cara del negocio, y estar tan presente en el Club? Porque me daba miedo que dependiese de mí, porque lo veía como una grandísima debilidad.

Pensaba… si yo estoy mal, el negocio sufrirá. Si me pongo enferma, el negocio sufrirá. Si me voy de vacaciones, el negocio sufrirá. Si me quedo embarazada y quiero cogerme unos meses de baja, el negocio sufrirá.

Y sí, no te voy a mentir, ser una marca personal tiene sus debilidades, pero algo que he aprendido y que le ha dado la vuelta a la tortilla es que ser marca personal también hace que tu negocio sea más humano. 

Y joe, es que a veces se nos olvida que tratamos con personas y que lo más seguro es que si algo de esto pasase, nos van a entender y a apoyar.

A mí me costó darme cuenta y cambiar de chip, pero desde que lo hice estoy más feliz y satisfecha que nunca con el Club, porque, aparte de todos los cursos y dinámicas increíbles que tenemos, desde hace unos meses he abierto un par de sesiones mensuales conmigo: una sesión de mentoría, donde ayudo a las miembros con sus negocios, y una sesión de objetivos, donde analizamos el mes anterior en profundidad, y nos marcados objetivos y un plan de acción para el nuevo mes.

A nivel personal me llena y además noto una mayor conexión y afinidad con las chicas del Club. Y a nivel estratégico, desde que estoy más involucrada he podido comprobar que hay más asistentes en las sesiones en directo y mejor retención de miembros.

Esto por una parte, en segundo lugar mencionar como otro gran reto el encontrar nuestra fórmula maestra, por decirlo de alguna forma. Es decir, llegar a nuestro precio ideal, el modelo de lanzamientos que mejor se adapta a nosotras, y la estructura del Club ganadora.

Éste es un reto que tenemos todas, y que no hay forma de saltarnos. Porque hasta que no nos podemos en acción y probamos diferentes opciones, no tenemos forma de saber qué es lo que realmente nos funciona.

Por tanto, este reto forma parte de la trayectoria de toda emprendedora, y aquí lo importante es, número uno seguir estar muy en sintonía con nuestro negocio y su razón de ser, número dos intentar tomar decisiones de forma objetiva, es decir, dejando a un lado las emociones y el corazoncito. Y número tres, mi palabra clave del 2021, PROBAR. Hacer muchas pruebas, tener inquietud, y aprender con cada éxito y fracaso que vayas teniendo.

Nosotras desde que empezamos el Club hemos cambiado 360º, desde nuestra estructura interna, a nuestros precios y forma de lanzamientos

Ahora tenemos una plataforma que es realmente la bomba, a un precio de risa para todo lo que tenemos dentro. 24€/mes para más de 30 cursos y masterclasses de negocios (y cada mes más), mastermind mensual, programa de madrinas, 2 sesiones conmigo, talleres, casita virtual, acceso a una comunidad real, mentorías con expertos, un directorio… ¡vamos, una pasada!

Y ahora, en vez de hacer 3 lanzamientos al año, hacemos 1 al mes. El día uno de cada mes abrimos durante 24 horas. 

Y oye, que así estamos ahora, pero verás que en unos meses, un año, habremos ido cambiando y evolucionando.

Al final, nuestro objetivo es ser la mejor comunidad de mujeres emprendedoras en español, y nuestras cabezas están siempre alerta para seguir creciendo y aportándoos lo mejor de lo mejor.

Y mi tercer reto ha sido uno que realmente no me gusta mencionar, de hecho me he pensado mucho si hacerlo o no, pero ya me conoces… soy un libro abierto cuando se trata de negocios.

Se trata de la competencia, barra copia, barra inspiración extrema.

Como te decía al principio, fuimos la primera comunidad en hacer algo así en español. Antes había alguna escuela online, con más presencia en latinoamérica, pero no una comunidad como la nuestra con  formaciones y sesiones para emprendedoras.

A base de prueba, error y muchas muchas muchas horas de darle al coco hemos ido creado el Club como lo conocéis hoy. Y no sabes cómo me duele cuando me enviáis por Instagram alguna comunidad nueva que ha surgido con nuestra misma estructura, sesiones e incluso con prácticamente los mismos textos en la web.

Pufff… es duro, no te voy a mentir. Se te quitan las ganas de hacer nada nuevo, porque piensas, ¿para qué, para hacer el trabajo de validación a otra persona?

Y no me malinterpretes, estoy 100% a favor de la sana competencia. Me encanta compartir camino con otras mentes inquietas que se están abriendo camino por su cuenta, dejando florecer sus ideas, y ayudando a otras emprendedoras a creer en ellas y crear negocios exitosos.

Vamos, es que nos necesitamos, nos apoyamos y nos hacemos mucho bien. Y de hecho estoy en contacto con líderes de otras comunidades que están creando su propio camino y me encanta lo que hacen.

La competencia sana sí. Pero la copia, el plagio o cuando te pasas 3 pueblos inspirándote de otra marca… eso no.

No está bien, no es justo, y sobre todo, no forma parte de la esencia del emprendedor. Emprender es crear nuevos caminos, explorar otras posibilidades, darle rienda suelta a tu imaginación, y hacer esas ideas realidad.

Pero no está en la esencia del emprendedor el copiar, como verdugos, lo que hacen otras marcas. Para mí eso es un reflejo de que estas personas que nos copian no son emprendedoras, simplemente quieren lo que tú tienes por la vía fácil.

Una cosa que me ha dolido profundamente es que sé de varias miembros del Club que han hecho esto. Y lo sé por vosotras, porque me mandáis estas cuentas por Instagram.

Y yo sinceramente desde aquí os pido que no me mandéis estas cosas, porque prefiero no verlo. Porque me enfada y me bloquea. Y no merecen la pena.

Quería compartirte esto porque no puedo hablarte del Club y de nuestros éxitos sin contarte la realidad no tan bonita que vivimos el día a día.

Y si tú también eres una emprendedora creativa, que haces las cosas a tu manera, y vas validando tus ideas pasito a pasito, lo más probable es que si todavía no te ha pasado, que te encuentres con situaciones tan desagradables como ésta.

¿Y qué puedes hacer? ¿Qué te aconsejo? Si son copias, no lo dejes pasar. Escribe a estas personas y haz valer tus derechos. Vas a ver que la mayoría de veces se disculparán y no habrá conflicto.

Y si son personas que se han inspirado demasiado, como me pasa a mí, tienes la opción de escribirles también, pero a mí personalmente no me merece la pena ese gasto de energía. Tómatelo como impulso y motivación para ser mejor que nadie, y encuentra tu punto diferenciador, eso que NADIE jamás podrá copiarte.

Yo tengo claro el nuestro, ¿y tú?

Y ahora sí, vamos con nuestros motivos por los que el Club ha sido y es un proyecto exitoso:

  • Nuestra primera clave es la COMUNIDAD.

Lo he dicho en varias ocasiones, pero no me cansaré de repetirlo. Mi principal foco al empezar Yo Emprendedora fue la creación de una comunidad. 

Durante un año estuve publicando semanalmente uno o dos episodios en el podcast, con un contenido de VALOR. 

Me acostumbré a dar, dar, dar y seguir dando, antes de recibir. Pero luego, en cuanto sacamos algo de pago, primero los eventos, y después el Club, la respuesta fue abismal para mí.

Los eventos siempre llenos, y el Club online en su primer mes ya tenía 67 miembros fundadoras, ¡MUY FUERTE!

Así que, sin duda, el apostar por la creación de comunidad a través del contenido de valor  es un acierto.

  • La segunda clave sería el ir pasito a pasito. Como te decía al principio, nosotras lanzamos un Club vacío, sin cursos, sin dinámicas, sin nada. 

Muchas veces queremos que nuestro paso 1 se asemeje al paso 100 de otra persona, y sin duda esto es un error. Lo ideal es darte permiso para ir descubriendo de qué manera tú puedes ayudar a tu, qué necesitan de ti, qué te hace diferente y especial.

Y para ello, tenemos primero que mirar hacia dentro, y también escucharles a ellos y ellas, a tu audiencia, a tu comunidad.

  • Nuestra tercera clave del éxito ha sido sin duda el ir siempre un paso, o diez por delante. Me explico. 

Cuando conoces bien a las personas a las que estás sirviendo, encuentras formas de ayudarles y servirles incluso antes de que te lo pidan, antes de que sean conscientes siquiera de que lo quieren y necesitan.

(Si están en el Club, en el curso de Marcas que enamorar de Sandra encontrarás el mapa de empatía, que es un ejercicio ideal para hacer esto).

Si juntamos esto que te comento ahora, con escuchar los feedbacks de nuestra comunidad, WOW! Tenemos el cóctel molotof.

  • Nuestro cuarto éxito ha sido pensar y planear bien las estrategias de pre-lanzamiento y lanzamiento.

Como buenas emprendedoras, a parte de crear un producto o servicio de 10, tenemos que ponernos el gorro de estrategias e implementar acciones que nos posibiliten conseguir nuestros objetivos.

Es decir, tienes que pensar ¿qué necesito para que 10 personas compren mi servicio? Primero, que me descubran, después que se queden por el valor, más tarde que conecten conmigo y la marca, ¿y qué más?

Pues para marcar es diferente. Esto es lo que quiero que pienses, es tu estrategia de pre-lanzamiento y lanzamiento.

Si tienes papel y boli, apunta esto porque así tienes el abc para que después reflexiones sobre ello:

  • Primero, ¿cómo te van a descubrir?
  • Segundo, ¿por qué se van a quedar? ¿Qué contenido de valor les vas a aportar?
  • Tercero, ¿qué es lo que va a hacer que pasen de seguidores, oyentes, lectores, a formar parte de tu comunidad, a conectar contigo y con tu marca?
  • Cuarto, ¿cómo van a pasar de comunidad a clientes?

Son cuatro respuestas REVELADORAS, que te irán guiando en la creación y consecución de tus objetivos.

  • La cuarta clave del éxito del Club ha sido la ESENCIA de la comunidad.

Es curioso, porque me he dado cuenta que al Club han ido llegando chicas y mujeres muy afines a mi, con una energía similar y muchas ganas de conectar y ayudarse las unas a las otras.

Uno de mis miedos al empezar el proyecto era que llegaran personas con la única intención de promocionar sus servicios, y no para aportar y hacer piña.

Y aunque alguna vez sí que se nos ha colado alguien que no está para nada en sintonía con la comunidad por esta razón que te comento, nosotras rápidamente le hemos puesto remedio, dejando claras las normas del grupo.

Pero sobre todo, abriendo estos espacios seguros y de confianza para entablar relaciones reales, donde la autenticidad y esa predisposición por ayudar y aprender las unas de las otras en un pilar fundamental.

¿Y sabes lo mejor? Que a pesar de ser un gran comunidad con cerca de 400 miembros, lo hemos diseñado todo para que se sienta como la pequeña familia que realmente somos.

  • Y nuestra última clave del éxito, me da cierto apuro decirlo en voz alta, pero soy yo. Sobre todo desde que me permití estar presente en la comunidad, y ayudar con lo que soy y lo que sé.

Y esto aplica a ti también. Tú eres tu mayor clave del éxito, tu gran ventaja estratégica, tu mayor diferenciador… 

Recuerda que nadie puede copiarte, porque solo hay una persona como tú, con tus conocimientos, experiencias, con tu energía, y tu forma de hacer las cosas. 

Así que aquí lo tienes, nuestras experiencias creando el Club, los retos que hemos vivido, y las 5 razones por las que el proyecto ha tenido y seguirá teniendo tanto éxito.

Si formas parte del Club, quiero aprovechar esta oportunidad para darte las gracias por apoyar este sueño y ayudarme a hacerlo realidad. Nos queda mucho por vivir, y quiero que sepas que estoy plenamente comprometida a que tengas un negocio exitoso, y te sientas acompañada y arropada durante el camino.

Y si no estás dentro y quieres unirte, entra ahora en yoemprendedora.es/club y apúntate a la lista de espera.

Recuerda que abrimos el día uno de cada mes, durante 24 horas. Y que solo cuesta 24€/mes.

Así que haz esto, y coge tu agenda para marcar en fosforito el próximo día uno.

Nosotras te esperamos al otro lado, con los brazos abiertos.

Notas del Episodio:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.