fbpx

Lo bueno, lo malo y lo feo: Análisis del 2022

Hola a todas y bienvenidas a uno de los episodios más esperados del año: el review del 2022.

Un episodio que uso a modo diario donde hablo en detalle del año que está a punto de acabar. Una charla muy personal donde os cuento en detalle cómo ha ido mi año, qué he intentado y ha funcionado, qué NO ha funcionado como esperaba, cómo he navegado estos meses a nivel personal…

Empecé haciendo estos resúmenes anuales hace ya 3 años en el podcast, después el año pasado lo hice pero solo a través de los Coffee Dates, que son los emails que mando todos los viernes y que si aún no estás suscrita puedes apuntarte en yoemprendedora.es/coffee-dates. En esos emails es donde el último año me he permitido ser más honesta y vulnerable, porque aunque el podcast me encanta, reconozco que siempre he sido más de diarios y de escribir que de hablar, y por ahí me siento muy cómoda para compartir lo que sea que tengo en mente o que me está pasando en ese momento.

Y este año he decidido hacerlo por los dos canales, por el Coffee Date (que si estás suscrita ya habrás recibido y leído hace unos días), y por aquí también. Y para no repetir exactamente lo mismo, este episodio va a ser más completo y voy a dar más detalles y compartir algunas cosas que no os conté el viernes pasado en nuestra charla de café.

No te voy a mentir, estoy nerviosa porque este episodio es muy vulnerable, y también porque llevo un tiempecito sin hacer un solo y siento que he perdido tablas. Pero aún así grabo este episodio, porque primero creo que te va a gustar, a inspirar, a motivar. Y segundo, lo hago por mí. Porque me encanta volver a estos episodios, recordar todo lo vivido y ver lo mucho que vamos creciendo y aprendiendo. 

Dicho esto… Vamos con el análisis del 2022 

Vamos por partes. Empecemos por lo bueno, que hay mucho 😀

La verdad es que este año han pasado cosas muy bonitas.

FACETA PROFESIONAL:

Para empezar, el Club ha superado todas mis expectativas. Y no me refiero solamente a los números (que también, porque ya hemos superado las 400 miembros activas), sino a lo que hemos construído, al inmenso valor que hay dentro, y a la energía tan bonita de las compañeras.

  • Este 2022 hemos lanzado 11 nuevos cursos y 12 nuevas Masterclasses en el Club ¡una pasada!

Voy a leerlos para que veas la diversidad de temas y el enfoque tan interesante de cada uno de ellos. Empezando por los cursos:

  • Rompe la relación entre tu tiempo y dinero, con Víctor Chazarra.
  • Cómo crear tu cartera de servicios, con Caro García.
  • Optimiza tu tienda online, con Paula Saez.
  • Imagen y comunicación potente, con Rocío Parrilla.
  • Cómo vender con Email Marketing, con Clara Trillini.
  • Cómo organizar tu evento online, con Andrea de Eventarte.
  • Vídeo y Youtube para diferenciar tu marca personal, con Victoria Lloret.
  • 3 pasos para escribir tu historia de marca, con Luisa Acelas.
  • Experiencia de usuario para emprendedoras, con Gema de Píldoras UX.
  • Documenta tu negocio y ahorra mucho tiempo, con Rocío Secilla.
  • Cómo crear un curso online, con Reme Mancera.

Esto solo de cursos en 2022. Que junto con los que ya tenemos hace un total de 31 cursos en el CLUB.

Y, por si esto fuera poco, en 2022 también hemos lanzado 12 masterclasses muy top. Te las leo rápidamente porque es sin duda uno de mis grandes orgullos del año:

  • Cómo hacer tu pitch de ventas, con Isabel 
  • Pon tu ciclicidad al servicio de tu proyecto, con Amanescencia Naturo.
  • Productividad y organización, con Nisabelt.
  • Google Analytics, con Annabel Teixido.
  • Sácale jugo a Mailerlite y expande tu email marketing, con Rosario Vidal.
  • Embudos experienciales, con Israel Huerta.
  • SEO para Instagram, con Lidia Gallera.
  • Protege y rentabiliza tus creaciones y contenidos, con Melon Legal.
  • Nuevas cotizaciones para autónomos para el 2023, con Financial Health.
  • Sesión estratégica de planificación del 2023, conmigo.
  • Planifica tus lanzamientos y negocio según los eventos astrológicos del 2023, con Isabel Hernández.
  • Y la última (que de hecho es mañana): Abundancia y rituales para el año nuevo, con Paula de Sarum Energía.

Estas, junto con las que ya teníamos en el Club, hace un total de 26 nuevas Masterclasses.

Y bueno… no entro en los QyA con expertas u otras sesiones que tenemos porque entonces no terminamos nunca.

Podría haberlo resumido con algo así como “el CLUB va muy bien, seguimos creciendo bla bla”, pero lo que quiero que veas es el enorme trabajo en equipo que hay detrás. Y lo mucho que mimamos todo lo que hacemos dentro.

Y luego entro en detalles del crecimiento, para que veas que no ha sido lineal y que hemos tenido que dar un giro de última hora para salvar el año.

  • Pero siguiendo con lo bueno del 2022, quiero hablar de la bonita comunidad que tenemos dentro del Club. 

La realidad es que de mis miedos al empezar el Club era que las compañeras entrasen con la única intención de auto-promocionarse y conseguir clientes. Ya sabes, personas que entran y sin aportar valor ni nada ya te están intentando vender sus servicios.

Sinceramente me daba PAVOR esto, porque vi que era la dinámica en otros grupos que había estado. Y a ver, durante estos casi 3 años obviamente hemos tenido alguna que otra despistada, pero te prometo que por lo general el 99% de las compañeras entran con la intención de CONECTAR, HACER PIÑA, AYUDARSE Y CRECER JUNTAS. 

Y por supuesto que surgen oportunidades de trabajo ¡y muchas de hecho! Pero nacen de una forma orgánica y natural. No de la venta directa, sino como resultado de hacer networking y ayudar de forma desinteresada.

✨ Por otro lado, el equipo es otro de mis destacados del 2022. En concreto: Estefanía, Gledys, Rocío y Ashley. 

Hablando del equipo, una cosa que quiero contarte (y que le extrañará a más de una) es que, hasta la fecha, no tengo a nadie en plantilla.

Yo llevo trabajando casi 3 años con Estefanía, más de 2 años con Rocío, 1 año y medio con Gledys y medio año con Ashley. Y todas ellas, aparte de estar en Yo Emprendedora, tienen sus propios proyectos. 

Es decir, trabajan x horas a la semana en Yo Emprendedora, y lo compaginan con trabajos para otro u otros clientes.

¿Y por qué he decidido crear así equipo? Número uno, porque lo hace posible. Si tuviera que haber esperado a contratar a alguien para empezar a delegar, no habría podido hacer todo lo que hemos ido haciendo estos años.

Y número dos, porque, a pesar de mis miedos en un principio, he descubierto que es una forma increíble de hacer equipo y apoyar a otras emprendedoras.

En definitiva, hasta el día DE HOY hacer equipo de esta forma me ha permitido crecer Yo Emprendedora sin ser esclava de mi trabajo, de una forma sencilla, más orgánica y que para mi forma de vivir y hacer negocios tiene más sentido.

Y sin duda es algo que te recomiendo.

Es posible que en el futuro cambie la cosa. O no. Ya veremos. Y os iré contando.

✨ ¿Y qué más podría destacar como bueno? A nivel profesional en general todo se ha mantenido bastante bien

Si miramos los números (facturación, seguidores de Instagram, escuchas del podcast…) sin duda ha sido un buen año. Aunque hubo un momento en el que el panorama no era tan alentador (de eso te hablo después), ¡pero supimos remontar!

Ah bueno, y nuestro querido podcast cada día me hace más feliz. No sé si te has dado cuenta que, en las últimas semanas, he cambiado el enfoque de las entrevistas para sacar aún más valor de los súper invitados que traemos. Y no sé tú, pero yo estoy aprendiendo más que nunca.

AMO AMO AMO este podcast, y aunque a veces me cuesta mantenerlo por el trabajo que conlleva, ver lo mucho que os gusta y el impacto que tiene en vuestras vidas hace que quiera seguir haciendo episodios muchos años más.

11.44  16.09 22.34  26.52  y 27.54  32.34

FACETA PERSONAL:

Y a nivel personal hay mucho que celebrar. 

✨ Para empezar me he comprado un piso (que es una cucada), yyyyyyyyy he sobrevivido a una reforma (¡esto último se merece un brindis!)

✨ Y por si fuera poco, a las dos semanas de mudarnos, cuando aún teníamos el piso lleno de cajas por desempaquetar, compramos 2 billetes de ida ✈ rumbo Colombia, con idea de quedarnos unos meses explorando Latinoamérica.

De hecho, este Coffee Date lo estoy grabando desde mi airbnb en Quito, y cuando tú lo escuches en 2 semanas estaré probablemente o en el Amazonas o por alguna ciudad remota de Ecuador.

Así que en esas estoy ahora: TRAVIAJANDO. 

¿Y cómo lo estoy haciendo? Pues para empezar, y como os conté en un Coffee Date, antes de marcharme hice un intensivo de trabajo para hacer 3 meses de trabajo en 3 semanas.

Episodios del podcast, emails, preparación del lanzamiento, post y reels de instagram etc.

Eso por un lado. Después tengo la suerte de que, aunque yo no esté tan activa, el equipo lo tiene todo bajo control y aquí nada para.

Y mi intención durante estos meses es explorar durante el día, y trabajar unas horitas por las tardes. Aunque obviamente habrá temporadas que esto sea imposible, pero por eso hice ese sprint de trabajo antes de irme. Para ahora solo tener que estar en modo mantenimiento, trabajando unas 20 horas a la semana máximo.

Mi plan, entre comillas, de los próximos 3 meses es viajar por Ecuador, Colombia y Costa Rica. Y veremos si no alargamos la estancia, porque hay tanto que ver…

Ahora pasemos a LO MALO o FEO del 2022 👎

Cuando antes te hablaba de lo bueno, lo he separado en “profesional” y “personal”, pero en este caso van de la manita. Ahora te cuento.

¿Sabes cuando decimos la típica frase de “me alegro de haber vivido esto porque ahora es un aprendizaje”. Pues mira, sinceramente esto que te voy a contar me lo habría ahorrado felizmente.

Realmente todo lo malo del año viene por la compra del piso nuevo (al menos tiene final feliz).

Ya os conté hace unas semanas en el Coffee Date lo mal que lo había pasado este año con esto, y cómo había salpicado a las demás áreas de mi vida. Pero por si acaso no estabas suscrita, o no lo leíste (que puede pasar), te hago el resumen.

En marzo empezamos los trámites para comprar nuestro primer piso. Un pisito que no estaba mal, pero necesitaba trabajo.

Yo, ilusa de mí, pensé que en un par de meses o así ya tendríamos las llaves. Bueno pues no.

Se complicó todo. Se retrasó el proceso. La empresa con la que estábamos haciendo la compra-venta dejó de cogerme el teléfono. Mientras tanto los del banco metiendo presión, los intereses subiendo por la demora, sorpresas durante el proceso…

Bueno, lo sobrevivimos. A principios de julio firmamos y teníamos las llaves. 

Y a los pocos días empezamos la reforma…

No voy a entrar en detalles de lo que fue mal en este proceso, porque no es el objetivo de este episodio. Pero lo que sí que te diré es que creo que no lo he pasado peor en mi vida.

Digamos que cometimos un error de juicio al elegir a la persona que se encargaría del proyecto, y las sonrisas y buen rollismo del principio pronto se transformaron en gritos, insultos y amenazas CONS TAN TES.

No voy a entrar en detalles porque, sinceramente, cada vez que lo pienso me pongo mala. Pero fue muy fuerte.

Mi cabeza estaba en el piso 24×7, y como consecuencia el resto de áreas de mi vida sufrieron las consecuencias.

Quizá no te diste cuenta porque aquí nada paró, pero he tenido una temporada bastante missing.

Y aunque todo siguiera más o menos su curso, llegó un punto en el que Yo Emprendedora se estancó.

Mi cabeza no estaba donde tenía que estar, y pasé de ser la estratega y visionaria del negocio a apagar los fuegos del día a día.

Y claro, sin nadie a la cabeza liderando el proyecto, era irremediable que esto pasara.

Había que tomar decisiones importantes para no desviarnos de nuestra visión global, y sin embargo las únicas decisiones que yo podía tomar era si quitábamos el gotelé, qué azulejos poníamos en el baño, o qué suelo le quedaba mejor a la casa.

Agosto fue uno de nuestros peores meses de facturación en mucho tiempo. Y con esto me refiero a que literalmente no me salían los números. Pude pagar al equipo, herramientas y gastos fijos del negocio. Pero yo me quedé sin paga ese mes.

Digamos que fue un tortazo de realidad bien merecido.

Y como consecuencia llegaron los cambios: En septiembre decidí cambiar el modelo de lanzamientos, darle un giro a la estrategia y volver al podcast con mucha más fuerza e intención.

Es decir… Pasamos de hacer un lanzamiento al mes (que sinceramente me estaba drenando emocionalmente) a pasar a hacer 3 grandes lanzamientos al año. 

Con el podcast pasamos de hacer un episodio cada 2 semanas a volver a los episodios semanales, y abriendo la opción a que otras marcas nos patrocinen.

Solemos recibir muchas propuestas de patrocinio, pero por h o por b nunca me parecía un buen momento. Y en septiembre, cuando la oportunidad de Komvida llamó a la puerta para patrocinar el último periodo del año, dije POR SUPUESTO.

¿Seguiremos con patrocinios? Posiblemente, pero no de forma continuada (porque requiere mucho trabajo). Pero sí que de vez en cuando tendremos marcas, que estén 100% alineadas con Yo Emprendedora y que sepa que os pueden interesar, apoyando el podcast.

Y bueno, una cosa que intenté pero no me resultó fue colgar los vídeos de los episodios del podcast en Youtube. Vale, es verdad que no he sido lo suficientemente consistente, pero si te digo la verdad, la calidad y el formato del vídeo que estábamos subiendo no me parecía que fuera lo que funciona en esta plataforma. 

Y aparte, yo y el vídeo no nos llevamos especialmente bien. Algo en lo que trabajar en el futuro.

Venga, pasemos al gran APRENDIZAJE DEL 2022 📝

It’s not finished until it’s finished” (llevo un buen rato buscando una buena definición en español, pero me suena rarísimo… “no ha terminado hasta que termina” 😑)

Esta frase me la he tatuado a fuego en la mente, y de hecho en nuestro último lanzamiento me ayudó mucho.

El primer día que abrimos las puertas se unieron unas 40 personas de golpe.  Pero después, a medida que pasaban los días, la cosa iba bajando… 

Llegó el viernes y ya empezaba a pensar que no íbamos a remontar. Y casi por arte de magia, escuchando un podcast en inglés (que ahora no recuerdo cuál es), la invitada dijo esa frase: “IT’S NOT FINISHED UNTIL IT’S FINISHED”.

Fue justamente lo que necesitaba escuchar. En ese preciso momento cambié el chip, tomé la decisión de no volver a mirar las altas hasta que hubiese terminado el lanzamiento, y confié en que todo saldría bien.

Y así fue. Como suele pasar en los lanzamientos, los últimos días tuvimos una avalancha de nuevas miembros al Club. Y acabó siendo uno de nuestros lanzamientos más exitosos.

En resumen, quiero que te quedes con esto: Cuando veas que las cosas no marchan como esperabas, no lo des por perdido. Tómatelo como una señal para cambiar, probar cosas nuevas y darle un giro a tu situación. Y NO LO DES POR PERDIDO, PORQUE HASTA EL FINAL PUEDEN PASAR MUCHAS COSAS.

Y bueno, también como aprendizaje del 2022 me llevo el no contratar a nadie a la ligera. Hacer varias entrevistas, pedir referencias, estipular todo por escrito, y no dejarte llevar por las prisas y la urgencia, que luego te sale un obrero loquito.

Vale, y ya para terminar este episodio, hablemos del 2023.

  • ¿Qué vas a ver en los próximos meses por aquí? 

Lo primero va a ser nuestro maravilloso Club. Tenemos formaciones MUY TOP para este 2023, y por supuesto todo nuestro énfasis va en conectar y hacer piña entre nosotras, con sesiones mensuales como los masterminds, networkings, tarros de ideas…

Vamos, el Club es mi prioridad number one.

Segundo, tengo otro proyecto dentro de Yo Emprendedora que me apetece mucho hacer, pero que es un currazo y no sé cómo ni cuándo podré ponerme con ello en serio.

Pero sí, es una idea que tengo, que me gustaría hacer y que si consigo materializarlo sé que te encantaría.

La realidad es que he tenido muchas ideas desde que empecé Yo Emprendedora pero al final no he terminado de hacer ninguna, a parte del Club, porque no terminaban de convencerme.

Para hacer algo y tener buenos resultados, tienes que ir con todo y darle tu todo. Y como sé lo que conlleva eso, hasta ahora no le he dado el sí quiero a otras ideas de proyectos que, por muy tentadoras que pareciesen, no me terminaban de enamorar…

¿Será esta la GRAN IDEA? Pues no sé. Por ahora la estoy meditando, a fuego lento. Te seguiré informando, y si la llevo a cabo me comprometo a documentar por aquí el proceso de creación y desarrollo, que seguro que te interesa.

Y bueno querida amiga, hasta aquí llega nuestro episodio de análisis del 2022. 

Antes de despedirme, me gustaría pedirte un favor. 

Y si te animas, me haría muchísima ilusión que compartas en tus stories la parte que más te ha gustado/conectado/impactado y me etiquetes a arroba yoemprendedora.es

Muchísimas gracias por estar al otro lado. En unas semanitas retomamos los Coffee Dates, con nuevas invitadas, historias y mucha inspiración.

Te mando un abrazo enorme.

Tu amiga,

Laura.

P.D: En arroba soylauraurzaiz puedes seguirme en mis aventuras por Latinoamérica 🙂 

Notas del Episodio:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.